Productos

Moviendo tu presente Te aseguraras tu futuro

Publicado: 12-07-2024

El movimiento es causa de toda la vida (Leonardo da Vinci) Con Aprolis elegir te será más fácil

En el año 1929, se vivieron dos hitos que marcaron a la sociedad. Por un, tuvo lugar La Gran Depresión, una gran crisis financiera mundial, y por otra lado. en un pueblecito del estado de Nueva York en EEUU, se patentó la la primera transpaleta manual por George Raymond.

Hablar de transpaletas, es hablar del lápiz para escribir, del metro para medir... Es hablar del instrumento más básico y útil para cualquier negocio  que necesite mover grandes cantidades de mercancías. Es hablar del respiro de cualquier almacén.

Posiblemente sea una de las máquinas más populares, y con razón. Su bajo coste, mantenimiento y alto rendimiento, le han convertido en la mejor compañera de trabajo.

su estructura está formada por dos horquillas, brazos, uñas o pestañas, unidos a un chásis, en donde está ubicada la rueda de tracción y un brazo timón, con el que controlar los movimientos.

Existen dos tipos de transpaletas, en función de las tareas que se vayan a realizar, manuales o eléctricas. Saber cuál es la mejor depende, no solo de la actividad, sino también de la regularidad del uso, de los operarios que la van a usar y de cuánto estemos dispuestos a invertir.

En el caso de que optemos por una transpaleta manual, debemos saber que habremos decidido el camino más versátil, maniobrable, el de escaso mantenimiento y más económico. Además, no requiere de ningún certificado para su uso, y podrás disponer de ella cuando lo necesites. Y, por si fuera poco, esta herramienta tiene una alta durabilidad, así que tendrás compañera para rato.

Pero como si de una moneda se tratara, tiene su cruz, y es que no es la mejor opción si se tienen que realizar desplazamientos largos o si se busca incrementar con su uso, la productividad.

Un punto importante a tener en cuenta, es que el operario actúa como fuerza de movimiento por lo que las probabilidades de sufrir lesiones o fatiga, son muy altas.

Llegados a este punto, creemos que es necesario que tome protagonismo, la otra opción, las transpaletas eléctricas. Estas máquinas destacan por su alta productividad, menor aplicación de fuerzas, mayor efectividad, ya que es capaz de realizar el mismo trabajo que una manual, pero en menor tiempo. Son instrumentos destinados a realizar trabajos intensos y continuos.

Las transpaletas eléctricas, no sólo mejoran el rendimiento de tu empresa, sino que reducirán de manera exponencial las bajas por lesión entre los trabajadores.

El “problema” de elegir este tipo, es que la inversión es mayor, al igual que su mantenimiento debido a que lleva un motor incorporado. También será necesario la formación certificada del uso.

En la vida todo son decisiones, por eso resulta indispensable saber qué hacemos, cómo lo hacemos y quién lo hace. De todas estas respuestas, resultará nuestra elección. Lo que está claro, es que elegir esta solución es el elegir el PLUS de tu equipo, de tu actividad, de tu empresa.